martes, 16 de septiembre de 2014

TALLER DE PARAPSICOLOGIA Y ENIGMAS DE LA HISTORIA


Una puerta abierta al misterio

Una actividad participativa, formativa y divertida, para conocer y profundizar en los fenómenos paranormales (parapsicología) la espiritualidad angelical y en los más interesantes enigmas de la Historia (Historia mistérica) 

En cada sesión conoceremos los misterios de la parapsicología con prácticas reales. Conoceremos la espiritualidad con sesiones angelicales de meditación. Y abordaremos los grandes enigmas de la historia: civilizaciones perdidas, profecías, ufología, centros de poder energético, maestros… 

El club preparará Viajes Iniciáticos a diversos lugares y espacios de energía. 

El curso supone la formación parapsicológica de iniciación a la investigación de INESPA (Instituto de estudios paracientíficos) abordando entre otros temas: fenómenos parapsíquicos, fenómenos parafísicos, estigmas, poltergeist, fantasmogénesis... 

Entre otros temas de Historia del Misterio veremos: la Atlántida, las caras de Belmez, Estigmatizados, Calendarios secretos, Enigmas templarios, los Cátaros, Vida oculta de Jesús, Ufología, Civilizaciones perdidas...

Organiza el Centro de Investigación y Estudios Templarios (CIET)

Sesiones de 2 horas quincenales
Incluye el Curso de iniciación parapsicológica de INESPA/CIET

En Cádiz y en Madrid.
Solicita información
centrodeestudiostemplarios@gmail.com
tf./whatsapp 690 823 963

Facilitador Francisco Sancabal:
director del C.I.E.T. parapsicólogo, teólogo, espiritualista. Radiofonista especializado
 


 
 

miércoles, 23 de abril de 2014

CUATRO MARIAS EVANGÉLICAS: ¿son todas María Magdalena?

Nueva entrada en el Blog especializado en María Magdalena

María Magdalena y el Grial
Lo cierto es que todavía hay dudas entre los eruditos en cuanto a la autenticidad de María Magdalena y si este personaje no es, realmente, otras Marías importantes en la vida del Maestro nazareno. 


En los Evangelios canónicos aparecen cuatro mujeres que, para algunos, han sido identificadas individualmente y entre sí con el personaje al que el cristianismo venera como María Magdalena...

sigue leyendo en http://sanacioncristicamariamagdalena.blogspot.com.es/p/el-enigma-del-grial.html

jueves, 17 de abril de 2014

EL ENIGMA DE MARÍA MAGDALENA

Nueva entrada en el Blog especializado en María Magdalena.

MARÍA MAGDALENA el arquetipo femenino

María Magdalena por Rubens

María Magdalena es el personaje peor tratado de los evangelios por la propia Iglesia católica. Los motivos no son claros, pero el más posible es que se deba a la propia importancia que el discípulo al que Jesús amaba más especialmente, tendría en el cristianismo primitivo.

http://sanacioncristicamariamagdalena.blogspot.com.es/p/el-enigma-del-grial.html


sábado, 22 de marzo de 2014

LOS DOCUMENTOS DEL LA ORDEN TEMPLARIA

¿Por qué no conocemos apenas documentos de la Orden del Temple?  La investigación histórica se en base a los documentos que se hayan, por eso, en muchas ocasiones, los historiadores desconocen el devenir de un personaje, institución o evento, al no disponer de material para analizar, estudiar y comparar. Eso sucede con la Orden del Temple, que los historiadores apenas disponen de material escrito... Aunque no es menos cierto que la Orden supo dejar su sabiduría e historia en otras formas menos ortodoxas.

La realidad es que apenas disponemos de material histórico escrito de la filosofía, la historia, las enseñanzas, etc., de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo. Puede parecer extraño teniendo en cuenta que el Temple tuvo dos siglos de existencia oficial (además de la protohistoria y la posthistoria) durante los cuales fueron la Orden de Caballería más importante, la más poderosa y rica, una fusión de guerreros y monjes, y en su seno, además de temibles soldados, había todo tipo de personas de la sociedad medieval: clero, sabios, médicos, nobles, escuderos, judíos, musulmanes, cristianos, druidas... No dejaron apenas nada escrito de su devenir... ¿Por qué?

Esta es una pregunta que apenas se hacen los historiadores oficiales, académicos, porque, en realidad, para la Historia, la Orden del Temple apenas tiene más importancia que una orden de caballería más, compuesta por cruzados, que nació para defender el santo sepulcro y sus peregrinos y que batalló con denuedo en Tierra Santa contra los sarracenos.

Pero en realidad, la Orden supuso un antes y un después en la civilización Occidental-Cristiana-Musulmana. Ellos buscaron, encontraron, aprendieron, investigaron, divulgaron y guardaron mucha sabiduría, del momento y ancestral, una fusión, un crisol de conocimientos ecuménicamente tratados desde las filosofías cristiana, judía, musulmana y druida (esta última principalmente por el maestro Bernardo)

Es cierto que disponemos de documentación mercantil, cartas entre nobles, el temple y la realeza, contratos, etc. Todo ello en cuanto al devenir prosaico, del día a día de la Orden y su entorno. Pero al igual que disponemos de este material, deberíamos tener y conocer otros documentos, libros, actas, legajos de la Orden... Pero no es así. Parecería que los Caballeros prefirieron guardar en sigilo y secreto sus conocimientos y su filosofía. ¿Por qué?

De hecho, apenas sabemos nada de los Grandes Maestres (en su momento llamados simplemente Maestres/Maestros), personajes de enorme importancia social, y a los cuales los escribas e historiadores han ninguneado y olvidado.

Una respuesta puede estar en el contenido de esta Sabiduría templaria, parte del Secreto, parte del Saber ancestral, del Conocimiento de Dios, de la Magia egipcia, y de saberes científicos y filosóficos que la Iglesia contemporánea no hubiera aceptado.

domingo, 16 de marzo de 2014

¿GUARDO OCULTA LA ORDEN DEL TEMPLE LA SÁBANA SANTA?

Esta hipótesis de trabajo arqueológico es muy conocida, incluso desde mucho tiempo antes de que el historiador Iam Wilson la propusiera en 1978. Pero aunque él estaba seguro de ello, le faltaban pruebas científicas. Años después otra historiadora, Barbara Frale, autora del libro Los Templarios y Los Templarios y la Sábana Santa, cree haber encontrado en el Archivo Secreto Vaticano las pruebas de ello.

Para los estudiosos de la Orden del Temple era algo seguro que los freires habían custodiado la Síndone durante muchos años, después del saqueo a Constantinopla, porque la mortaja de Jesús era la reliquia más excepcional, y sólo en las manos de los caballeros del Templo podía estar segura.

Los datos de Frale se basan en un documento del proceso inquisitorial contra la Orden que promulgó el Papa Clemente y el rey francés Felipe. En el mismo se recoge el testimonio de un freire, Arnaut Sabbatier, en el que narra la forma en que fue iniciado en la Orden templaria en 1287 en su ceremonia de ingreso. En su declaración, Sabbatier declara que besaban la imagen de un hombre en una larga tela de lino. Después de hacer los votos de pobreza, obediencia y castidad, como otro monje, sus superiores le llevaron a un lugar secreto, accesible solo a los hermanos de la Orden, le mostraron una larga tela de lino que mostraba la imagen de un hombre y le hicieron adorarlo, besándole tres veces los pies.

Segun Wilson, erudito inglés de la Universidad de Oxford, en 1204 la IV Cruzada saquea Constantinopla, y cientos de reliquias desaparecen de la corte e iglesias bizantinas para ir reapareciendo luego en Occidente. Lo cierto es que el mercadeo de reliquias fue una de las formas de ingreso y negocio más importantes para la Iglesia, para conventos, abadías y cortes medievales. 

La Sábana Santa o Síndone, según la tradición bizantina, había envuelto el cuerpo de Cristo en el sepulcro. Por ello, con toda seguridad, sería la reliquia más importante, muy por encima de la famosa Cruz de santa Elena (de cuya realidad histórica aún se discute) Lo cierto es que después de su salida de Constantinopla, la Síndone vuelve a aparecer en 1353 en una iglesia francesa, en Lirey, expuesta a la veneración de los fieles por donación de una familia  descendiente del templario Geoffroy de Charney (que murió ejecutado en la hoguera junto al Maestro De Molay)  

Durante más de cien años, la Orden del Temple mantuvo en secreto una de sus posesiones más veneradas y delicadas. ¿Por qué? Para Bárbara Frale la respuesta habría que buscarla en la orden de excomunión dictada por el Papa a todos los cruzados que participaron en el ignominioso saqueo de Constantinopla y que el IV Concilio Lateranense, en 1215, decretó la misma pena a quienes traficasen con reliquias; por cierto sin mucho éxito ni obediencia. Pero la misma especialista, de alguna forma, se contradice en su hipótesis, porque expone que el motivo del secretismo de la Síndone por parte de los freires se debió a que su posesión, mostrando el cuerpo de Jesús en toda su cruenta pasión, sería caldo de cultivo para la controversia por parte de ciertos grupos cristianos heréticos. Pero afirma, correctamente, que el Temple estaba aislado del poder clerical y civil, por lo que podían haber informado de su posesión, y lejos de ser excomulgados, haber sido tratados, una vez más, como lo que eran: héroes cristianos, porque habrían salvado a la Sábana Santa de otros usos heréticos e incluso de su destrucción. 

Quizá las razones eran otras. Frale insiste en que la Sábana Santa representa con todo detalle las muestras de la pasión de Jesús. Cierto. Pero se olvida de que estos datos los tenemos hoy, con nuestra adelantada tecnología, y que en realidad, la impronta de la Síndone es un negativo y que poco se aprecia al natural, incluso para los fisiólogos. Es decir, todos los datos forenses que ahora apreciamos en la Síndone y que nos hacen comprender científicamente cómo fue la tortura al Maestro Jesús, no se podían haber conocido en el siglo XI... ¿O sí?

¿Conocían los Templarios más que sus contemporáneos al respecto? 

Lo que si podemos tener claro es que gracias a la Orden del Temple, ahora tenemos el elemento arqueológico más importante de la cristiandad (y de nuestra civilización) el que muestra que en aquel sepulcro judío de hace dos mil años, algo paso, algo excepcional que hoy se muestra en toda su grandiosidad.

Non nobis domine, non nobis, sed nomine tua da gloriam

sábado, 8 de marzo de 2014

¿ESTÁN LOS NUEVOS TEMPLARIOS EXCOMULGADOS?

Es una interesante pregunta, cuya única respuesta es SI.
He recibido algunos comentarios y correos con respecto a la anterior entrada, en la que se cuestionaba si los nuevos templarios se debían considerar católicos; para muchos esta claro que, en efecto, si se tienen que considerar dentro de la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana...

Foto de la película Templario
Pero los hechos y los datos son contumaces y claros.

La pregunta anterior iba dirigida a aquellos que nos consideramos hermanos templarios, hermanos seguidores de la Orden más importante de la cristiandad, y que compartimos con los antiguos freires la misma filosofía, energía y caridad.

En realidad, todos los que nos consideramos templarios, que actuamos como templarios, y especialmente aquellos que se arrojan el derecho de sucesión de la Orden, y se visten con la santa capa y cruz paté, deben saber que están excomulgados ipso facto.

La orden de excomunión, que no ha sido revocada todavía después de más de 700 años, la dio el, para mi, peor Papa de toda la historia, más sanguinario, vendido y sátrapa de todos, sobrepasando con soltura al mismo Borgia, Clemente V. Y lo hace en su Bula Vox in Excelso, donde escribe, claramente:  ... sino por nuestra provisión y mandato, extinguimos con sanción irrefragable y perpetuamente valida la citada Orden del Temple, su estado, hábito y nombre, y la prohibimos a perpetuidad, aprobando el sagrado concilio, condenando expresamente a quien intente entrar en dicha Orden, recibir o llevar su hábito, o comportarse como templario. Si alguno lo hiciere, incurre en sentencia de excomunión ipso facto...

Es decir, que sólamente otro Papa puede revocar la orden de la Bula de Clemente V, y legalmente lo puede hacer, pero hasta la fecha, ninguno lo ha realizado. Por ello, todos los que nos consideramos templarios, de cualquiera forma y manera, estamos excomulgados.  

Pero lo más interesante de todo este asunto, triste y numinoso por otro lado, es que muchos sacerdotes, obispos y clérigos se acercan, peligrosamente, a los nuevos templarios, ofreciéndoles eucaristías, refrendando sus actos y asambleas... Interesante

domingo, 16 de febrero de 2014

¿PUEDEN SER CATÓLICOS LOS NUEVOS TEMPLARIOS?

Todos sabemos que la Orden del Temple nació dentro de la Iglesia Católica Apostólica y Romana. Otra cosa es que la filosofía de las personas que idearon la Orden fuera fiel, absolutamente, a la doctrina y al magisterio de Roma (es un tema a debate) Pero otra muy diferente es si los que ahora se consideran, de alguna forma, herederos de la Orden de los Caballeros de Cristo, deben considerarse católicos, deben encontrarse dentro de la Iglesia vaticana.

Clemente V, Papa torturador
El tema no es baladí. Pudiera parecer a primera vista que, dado que la Orden nació dentro de la Iglesia católica (aunque en realidad la idea original, el objetivo, su filosofía no fue en el seno eclesial sino fuera de él, aunque con personas que eran católicas, y sería años después cuando se organizaría el concilio y se le daría carta de naturaleza vaticana) los que seguimos la energía y filosofía templaria deberíamos estar también dentro de la Iglesia romana. 

Pero lo cierto es que desde que Vaticano, un Papa, Clemente, decide prohibir la Orden, su desmantelación, robarles todas sus posesiones y entregárselas a otras Ordenes (algunas hermanas, otras creadas al efecto) prohibir el hábito y sus actividades y, principalmente, permitir y auspiciar un proceso ilegal, inhumano, anti cristiano, salvaje y lleno de embustes, torturas y malas artes (demoníacas sin duda) cualquiera que ame a los freires y su filosofía, sus enseñanzas, su cultura, etc., no puede sentirse, de corazón, dentro de la misma Iglesia que masacro a cientos de caballeros, que les robó, que les insultó y condenó, que les impidió recibir los santos sacramentos... 

Y no valdría exponer que son otros tiempos, que era otra época. Porque una de las características de la Iglesia Católica es su creencia en la sucesión episcopal y papal, de forma que todos los Papas son, han sido, seguidores del mismísimo Pedro y todos son primados de la Iglesia. De esta manera, todos se han ido apoyando en los anteriores en casi todo lo decretado, con mínimas excepciones y muy escasas peticiones de perdón por los errores cometidos por antecesores. Y hasta la fecha, ningún Papa ha pedido perdón por aquella barbaridad (y el documento de Chinon no exculpa Clemente) por lo que la Iglesia Católica no se ha reconciliado con unos de sus miembros más destacados en todos los ámbitos, los templarios.

domingo, 2 de febrero de 2014

LA ORDEN DEL TEMPLE Y NUESTRA SEÑORA

Es conocido que los Caballeros templarios veneraban de forma muy especial a Nuestra Señora. Para la mayoría de los estudiosos ortodoxos (la historia oficial) por Nuestra Señora debemos entender a María, la comúnmente conocida con Virgen María, madre de Jesucristo. Pero sin embargo, otras líneas de estudio e investigación caminan en otro sendero, pensando que Nuestra Señora se referiría a María Magdalena, la Apostol Apostolorum.

María Magdalena y el Grial
De hecho, el término de Nuestra Señora se lo debemos al maestro Bernardo, el auténtico creador intelectual de la Orden del Temple. Para la Iglesia Católica es claro que el monje cisterciense Bernardo se refiere a la Virgen María. Sin embargo, hay muchas dudas al respecto y podría tratarse, perfectamente de María Magdalena, que no sólo es el Apóstol de los Apóstoles o el Primer Apóstol (tal y como la reconocen tanto la Iglesia Católica como la Iglesia Cristiana Oriental) sino que sería la esposa sagrada del Maestro de Galilea, el discípulo más amado al que besa a menudo en la boca, tal y como se recoge en Evangelios apócrifos, perteneciente al grupo de Betania, los auténticos y más directos aliados y protectores de Jesús.

Y una de las claves que nos proporciona Bernardo de Claraval para que entendamos a quien se refiere cuando habla de Nuestra Señora es su extenso y erudito trabajo sobre el Cantar de los Cantares, el libro más sensual de la Biblia, y que versa especialmente sobre el Amor sagrado, el Esposamiento sagrado, sobre la Esposa sagrada. Y de hecho, el concepto Mi Señora se utilizaba de forma general en su época por los caballeros para hablar de sus damas, sobre todo en un lenguaje romántico.

Todo esto no significa que los templarios no tuvieran devoción por la Virgen María. Lo cierto es que fue Bernardo el que, según la Iglesia Católica, devolvió la importancia al culto mariano, después de muchos años de quedar en un segundo plano. Pero la pregunta sería: ¿se refería Bernardo a la Virgen o a María Magdalena? ¿Ocultó Bernardo el culto al Principio femenino, a la Esposa sagrada que sería María Magdalena tras el velo de María la madre del Señor?...

Todas estas dudas las analizaremos en el I Seminario Nacional de Templelogía de Madrid...

jueves, 30 de enero de 2014

MÁS MISTERIOS... LA MEDICINA TEMPLARIA

Moises Maimonides
Sabemos que alrededor de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo hay innumerables secretos y misterios. Algunos continúan ocultos tras el velo de la historia, otros no tanto, y podemos conocerlos, aunque a ciertos historiadores ortodoxos les cuesta mucho darles la luz que merecen.

Es sabido que en la época templaria, la medicina en Occidente, entre los cristianos, era bastante deficitaria, mala, poco eficaz. Había buenos cirujanos pero malos médicos.

Los Caballeros templarios tuvieron entre sus misiones más importantes, encargadas por el Maestro Bernardo, la de aunar lo mejor de las culturas-religiones conocidas: Judaísmo, Islam y, por supuesto el Cristianismo, en todas sus facetas, no sólo la oficial de Roma, así como otras formas culturales como el Animismo, el Druismo, incluso el Hinduismo. 

No sólo buscaban el conocimiento espiritual, sino todo aquello que fuera científica y humanistamente interesante y necesario para el crecimiento humano. Por ello, se percataron de que la medicina cristiana no era la más eficaz, sobre todo porque tenía excesivas limitaciones impuestas por la doctrina de la Iglesia católica. Por ello, los Templarios recurrieron a menudo (casi siempre que podían) a los médicos judíos y, sobre todo, a los médicos musulmanes, mucho más orientales en cuanto al concepto de la enfermedad y más abiertos a la investigación.

Grabado de cesárea
Ha que recordar que para la Iglesia católica, hasta hace muy pocos años, la única medicina realmente válida era la espiritual; dejando en un segundo término otras formas de curación y sanación (no es lo mismo) Por ello, los freires entendieron que, dentro de su ecumenismo holístico, debían adoptar, aprender, practicar y difundir otras formas de medicina.

No debemos pensar, por lo antes dicho, que los Templarios sólo aceptaran la medicina alopática, todo lo contrario, una de las formas de Sanación más importantes de los caballeros templarios fue la Sanación Energética-Espiritual; porque entendieron que la salud es algo holístico, que trasciende el cuerpo físico y se adentra en otros planos. Por ello, construyeron o dedicaron espacios muy especiales, telúrica y energéticamente muy poderosos, para transformarlos en auténticos Hospitales/Sanatorios energéticos. Una de las mejores pruebas de ello la tenemos en la mal llamada Ermita de Eunate, que en realidad, siempre tuvo como función un sanatorio energético, un espacio para el ritual egipcio Hed Sed.

domingo, 5 de enero de 2014

EL MISTERIO DEL ORIGEN DE LA ORDEN II

Como ya hemos comentado, los orígenes de la Orden de los Caballeros Templarios están llenos de misterios; misterios y enigmas que se remontan en el tiempo, hasta la era del Egipto pre-faraónico, de los auténticos constructores de las Pirámides, entre el 10000 y 12000 a.C.

Bernardo de Claraval
El Enigma de la Orden supera a los piadosos caballeros francos que, tras la primera cruzada, querían proteger el Santo Sepulcro y a los  peregrinos que deseaban visitarlo. Los primeros pasos, o reuniones, que darían como fin la creación de un grupo de caballeros-monjes, tenemos que buscarlos en la creación de la Orden del Cister, como una extensión de la Orden de san Benito, que deseaba una vida de pobreza, austeridad y renuncia; pero a la vez, un conocimiento del Secreto que, de alguna manera, se le estaba escapando a la jerarquía eclesial.

Tres personajes son principales en esta trama (en esta rama de la trama que, en realidad, es un árbol frondoso) Bernardo, Esteban y Alberico, todos ellos monjes destacados del nuevo Cister y avezados en diversos conocimientos filosóficos, religiosos, espirituales y mágicos.

Esta parte de la historia suele despistar a los ortodoxos que ven en la Orden de caballería templaria sólo un proyecto guerrero de caballeros deseosos de aportar su espada al nuevo Reino de Jerusalén. Pero lo cierto es que si Bernardo fue el ideólogo que, no sólo concibió la nueva milicia de Cristo, no es menos cierto que él bebió de sus hermanos Alberico y, sobre todo, de Esteban, quienes, muy posiblemente, tenían conocimiento del Secreto intemporal, de los antiguos egipcios, y que con la Orden templaria, vería de nuevo la Luz en la construcción de las Catedrales góticas auspiciadas por la Orden.

Pero además, el ideal de estos destacados monjes no sería sólo la salvaguardia y difusión general, para todos, del Secreto (aunque manteniendo las reservas necesarias) sino la creación de una auténtica nueva sociedad, basada en el Humanismo cristiano, muy alejada de la ortodoxia de Roma y de sus acólitos episcopales, y donde tuviera cabida principal el ecumenismo real de las distintas religiones, místicas y mágicas conocidas...

martes, 17 de diciembre de 2013

EL ORIGEN DEL TEMPLE: I Seminario Nacional de Templelogía

Uno de los temas más apasionante de los misterios templarios que vamos a trabajar es el Origen de la Orden del Temple.

Lo cierto es que, pese a lo que diga la ortodoxia histórica, los orígenes de la Orden del Temple siguen siendo un misterio, o mejor expresado, un conjunto de misterios. En los libros generalistas se lee que fue Hugo de Pains quien inspiró y creó la Orden como una especie de policía especializada en proteger a los peregrinos que visitaban Jerusalén, y más concretamente el Santo Sepulcro.

Pero podemos hacernos muchas preguntas. ¿Lo hizo este caballero con la anuencia de su Señor el conde?  ¿La idea salió de él o del conde, o del maestro Bernardo? ¿Que papel tuvo en todo el monje Esteban? ¿Realmente era una misión piadosa de policía? ¿Buscaban algo más? ¿Quien le ordenó u oriento a Payns a buscar alguna cosa en el vientre del Templo de Salomón? ¿Tiene que ver en todo este asunto la lucha cósmica entre el Bien y el Mal?...

Todas estas dudas y muchas más las debatiremos en el I Seminario Nacional de Templelogía en Madrid.

sábado, 23 de noviembre de 2013

I SEMINARIO NACIONAL DE TEMPLELOGIA EN MADRID

El Centro de Estudios e Investigaciones templarias "Jaques de Molay" organiza el I Seminario de Templelogía: la Orden de los caballeros templarios. María Magdalena. El Santo Grial.

Un encuentro con la historia de la Orden templaria, con sus orígenes mistéricos, con la relación de la Orden de los caballeros del Templo con María Magdalena, depositaria del Secreto Mesiánico, y con el santo Grial, de cuya custodia se encargaron.

Una actividad para compartir la energía templaria, sus misterios, su sabiduría, su legado. Nos sumergiremos en el universo templario, intemporal y sagrado, que supuso el punto de inflexión de Occidente y cuyo legado aún podemos conocer y compartir.

7 a 9 de marzo de 2014
Convento de las Carmelitas
Loeches, Madrid


Toda la información en
http://misteriostemplarios.blogspot.com.es/p/i-seminario-nacional-de-templelogia.html